Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

 

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POLÍTICA DE USO DE DCPs (C.M. 3.7 ISSF)

 

ATUNSA, siguiendo las recomendaciones de Buenas Prácticas establecidas en el Documento Técnico ISSF 2019-11, “Recommended Best Practices for FAD Management in Tropical Tuna Purse Seine Fisheries” y la Medida de Conservación 3.7 de ISSF, ha actualizado su política de gestión de DCPs, adoptando los siguientes compromisos:

 

-          Cumplir con los requisitos de presentación de datos establecidos por el Estado de Pabellón y las OPRs para las estadísticas.

-          Suministrar de forma voluntaria datos adicionales de DCPs (datos acústicos) para su utilización por parte de los órganos científicos de las ORPs, y contribuir a un mayor conocimiento del estado de los stocks (CPUE).

  -          Los datos de posición diarios de DCPs se facilitarán, con un lapso máximo de 90 días, a los científicos nacionales y éstos lo compartirán con las ORPs.

 

Participar asimismo en proyectos con AZTI y el Instituto Español Oceanográfico (IEO) para la contribución en la mejora de la gestión y conocimiento del impacto de los DCPs.

-          Cumplir con los límites establecidos por las ORPs sobre el número total de DCPs utilizados por buque.

-          Utilizar únicamente DCP no enmallantes.

-          Reducir los impactos medioambientales producidos por la pérdida de DCPs, mediante el uso de plantados biodegradables y políticas de recuperación de DCPs. En este sentido, cooperar en el desarrollo y aplicación de mecanismos que prevengan la deriva de DCPs hacia hábitats vulnerables y zonas con alto riesgo de varamiento.

-          Para aumentar la supervivencia de tiburones, mantas y rayas, se realizarán pruebas con nuevos dispositivos de liberación diseñados para facilitar su manipulación segura y se colaborará en iniciativas de marcado de fauna para evaluar la supervivencia tras la suelta.

 

Emplear además las buenas prácticas establecidas por la ISSF para la liberación de especies sensibles (tiburones, tortugas marinas y rayas), proporcionando formación a la tripulación en esta materia.